Se inaugura la primera Oficina de Renovación Urbana a Gran Escala RUGE Virgen del Cortijo en Madrid

28 Mar, 2023

Promovida por la Asociación para la Renovación Eficiente y Social Urbana con Rehabilitación a Gran Escala, RESURGE, el 23 de marzo se ha inaugurado la primera oficina RUGE Virgen del Cortijo en la calle Oña de Madrid con el fin de acercar y facilitar la rehabilitación de edificios y viviendas a los vecinos de la zona. Se trata de la primera apertura de varias previstas a corto plazo parte de la Asociación y en la que intervienen CIP Arquitectos, Quabit Construcción, SaunierDuval-Vaillant, Sika y Technal como integrantes del consorcio empresarial necesario para desarrollar proyectos de rehabilitación en el barrio.

A la presentación asistieron miembros de la Asociación de Vecinos, de las empresas que conforman el consorcio comoagente rehabilitador y especialmente vecinos del barrio.

Julián Domínguez, presidente de Resurge, tras repasar los diferentes programas de ayudas a los que se puede acceder por parte de vecinos y comunidades de propietarios (Next Generation EU y Plan Rehabilita) para la rehabilitación energética de sus inmuebles, señaló diferentes escenarios de actuaciones con sus cálculos de costes, amortizaciones y financiación. Domínguez destacó que al final las inversiones se calculan para que puedan ser amortizadas con los ahorros energéticos y las subvenciones, unido a la deducción fiscal y a la reducción del IBI.

Para este tipo de proyectos de rehabilitación a gran escala se buscan barrios, zonas con tipologías de edificios similares (en este barrio de Virgen del Cortijo se han identificado tres tipologías), con repetitividad, lo que permite sistematizar los proyectos y soluciones para ofrecer mejores condiciones, eficacia, precios y costes. Al final no sólo se consigue una rehabilitación energética, sino social y del entorno.

Oficina RUGE Virgen del Cortijo

La oficina, situada en este barrio de  Madrid, está formada por un consorcio de empresas con diferentes perfiles a modo de Agente Rehabilitador, liderado por Quabit Construcción (constructora), una oficina técnica (CIP Arquitectos), así como por un ‘pool’ de fabricantes como SaunierDuval-Vaillant, Sika y Technal que apoyan los proyectos con sus soluciones constructivas. Para este proyecto se cuenta con el apoyo financiero (necesario para la viabilidad del mismo) de UCI. Todos los miembros de este consorcio son miembros de la Asociación Resurge.

Estas Oficinas Rehabilitación de Barrio (ORB)  son para dar servicio de coordinación, información, asesoramiento así como para facilitar la gestión de las ayudas y la prestación de servicios que contribuyan a facilitar la gestión integral de los proyectos de rehabilitación energética al servicio de los ciudadanos y comunidades de propietarios.

Para llevar a cabo actuaciones en el barrio, se estudian e identifican las características y situación de los edificios. En primer lugar se lleva a cabo un primer estudio de viabilidad que ya apunta una primera aproximación de las mejoras, su coste general y por vivienda. A continuación se desarrolla una auditoría energética mucho más intensa que posibilita afinar las propuestas y soluciones constructivas (para fachadas y cubiertas, evitar puentes térmicos, instalaciones  y energías renovables mediante autoconsumo fotovoltaico) y un estudio con opciones y planes de viabilidad.

Julián Domínguez y Felisa Velázquez, jefa del grupo de rehabilitación de Quabit finalizaron la presentación incidiendo y transmitiendo a los vecinos que se busca mejorar el barrio, que no solo “quede bonito”, sino que permita consumir y gastar menos, mejorar el confort e incrementar el valor de los inmuebles, y todo ello aprovechando las ayudas excepcionales del actual momento. “Esta es una oficina para el barrio y por el barrio”, señalaron, e indicando a los vecinos la oportunidad de rehabilitar sus edificios y viviendas para vivir mejor y cómo ahora, a pesar de las dificultades y burocracia para gestiones de ayudas (para las que el consorcio facilita la labor), se consiguen. 

La oficina, ubicada en el nº 105 de la calle Oña, estará abierta en horario de atención al público y se puede solicitar cita previa; ya ha tenido reuniones con la asociación vecinal de la zona y ya ha aprobado y se está poniendo en marcha el primer proyecto.